Monumentos Históricos Arquitectónicos

Monumentos Históricos Arquitectónicos

Muchas ciudades en el mundo se enorgullecen de contar con monumentos históricos en sus territorios, pero ¿A qué se le considera monumento histórico? Monumento proviene de la palabra latina monumentum y significa recuerdo. Se considera monumento a toda obra con algún valor artístico, histórico o social para el grupo donde se creó. Monumento es un término usado en la mayoría de casos para obras de tipo arquitectónico, aunque también se usa en algunos casos para referirse a esculturas.

Los monumentos históricos tienen su valor en el mensaje del pasado que albergan estas obras, los pueblos viven y conservan este mensaje manteniendo sus tradiciones. Además, estos pueblos pensando en las generaciones futuras reconoce la necesidad de mantener a salvo los monumentos por lo que se esfuerza en trabajar arduo para su correcta conservación.

Frecuentemente, los monumentos históricos más comunes son fortalezas, santuarios o palacios, asimilados como símbolo de las ciudades y países a las que pertenecen, además de convertirse en muchas ocasiones como elemento de identificación geográfica. En muchos escudos de diversas ciudades del mundo aparecen estos monumentos históricos, por ejemplo el Palazzo Vecchio en Florencia o la Puerta de Alcalá en Madrid, demostrando el valor de los monumentos.

Por la gran importancia que se les da a estos monumentos alrededor del mundo no se escatiman gastos en cuanto a gastos de conservación y equipos de vigilancia. A pesar que la mayoría de monumentos históricos tienen su valor justamente en el pasado del que provienen, estos lugares también tienen un valor a futuro, por la representación e inspiración que brindan al conjunto de habitantes del lugar al que pertenecen.

Foto | Absolut Italia