Las Cataratas Victoria en África

Las Cataratas Victoria en África

Las Cataratas Victoria de África le deben su nombre al explorador escocés David Livingstone, quien las descubrió en 1855 y la bautizó así en honor a la Reina Victoria de Inglaterra.

Las Cataratas Victoria es una de las cataratas más impresionantes del mundo, debido a su forma -en una especie de zig-zag- como por la denominada Piscina del Diablo, que es una piscina natural que se forma con piedras en el borde de esta catarata en épocas de bajo nivel del Río Zambeze, y en la cual se bañan con aparente seguridad y tranquilidad muchos turistas, y aunque parezca increíble y, hasta podríamos decir espeluznante, es posible acercarse hasta el mismo borde de la catarata y ver como cae el agua hasta el fondo de la misma.

También se le conoce como la cortina de agua más grande del mundo, debido a que tiene 1.7 km. de ancho y 108 m. de altura. y al gran abismo al cual caen sus aguas.

Una de las principales características de esta catarata es el gran volumen de agua que cae a través de ella, que en la época de mayor caudal llega a desplazar 500 millones de litros de agua por minuto.

Debido a la gran cantidad de agua que se desplaza a través de las cataratas Victoria o Mosi–oa-Tunya (el humo que truena) el agua pulverizada que se expide al tocar el fondo llega a ascender hasta unos 400 metros, pudiéndosele considerar como una lluvia invertida, capaz de ser vista desde una distancia aproximada de 64 kilómetros, y que forma un esplendoroso paisaje al amanecer y atardecer tiñendo la blanca bruma con una gran variedad de colores.

La Cataratas Victoria que son un patrimonio natural de la humanidad nos ofrece no solo un espectáculo impresionante por sus caídas de agua, sino por la gran variedad de especies animales y vegetales que se encuentran a su alrededor, tales como alces, rinocerontes, hipopótamos, cocodrilos y una exuberante selva que crece a su alrededor con helechos, palmeras y caobas, que le dan un toque paradisíaco a esta región.

Es por ello un lugar perfecto para los amantes de la naturaleza, y para aquellas personas que les gusta las emociones más intensas, también se puede hacer rafting o bungee desde el puente que cruza el río Zambeze a más de 110 metros de altura o hacer canotaje a través de los rápidos que ofrece este río.

Foto | Zest-pk