La tradición del pez, el pan y el vino

logroño san bernabe

Logroño cumple cada año con la tradición del voto de San Bernabé, en la que los protagonistas no pueden ser otros que el pez, el pan y el vino. Se trata de una festividad en la que se recuerdan los alimentos de las tropas francesas, símbolos de la ciudad cercada y sitiada en 1.521.

Los logroñeses más madrugadores habrán sido recompensados con una de las 22.000 raciones de pez, pan y vino que han comenzado ha repartirse a primera hora de la mañana.

Los cofrades del pez son aquellas personas que sienten la necesidad emocional de atender a su gente con estos alimentos. Se trata de pertenecer al mundo de las emociones, ha dicho Alejandro Bezares, cofrade mayor, quien continúa: ”Son nuestras raíces, es nuestro modo de ser. Aquí no puede ser cofrade del pez más que el que lo sienta en el fondo de su corazón”.

También es tradicional el reparto del toro guisado mientras se celebra la Misa. Jorge ha sido el cocinero encargado y ha explicado que se ha comenzado a guisar en dos perolas grandes desde las 9 de la mañana, resultando en total más de 300 kilos que han dado para unas mil raciones, repartidas luego a dos euros. Centenares de personas han hecho cola para comer el famoso plato, preparado por los designados de la Federación de Peñas de Logroño. Esta vez, la cocina ha corrido a cargo de la Peña La Rioja y el servicio, de la Peña La Simpatía.

Las calles también se visten con los tradicionales pasos en los cuales destacan los gigantes y cabezudos. Asimismo, también es tarea de la alcaldesa portar la enorme bandera blanca de la ciudad, con la cruz roja de San Andrés, para dar a lo largo de la procesión de San Bernabé, los tradicionales tres banderazos. Cada año se dedican a un aspecto en particular así que la tradición, la solidaridad y las instituciones benéficas han sido las afortunadas en 2.012; Cáritas o el Banco de Alimentos, entre ellos.

También se alaba la cultura gastronómica y se hacen de notar los cocineros riojanos para designar a Logroño-La Rioja como capital española de la gastronomía.

En palabras de su alcaldesa, Cuca Gamarra: “todo Logroño y todos los logroñeses se han volcado con sus fiestas, pero no sólo para celebrarlo, sino para participar. Estoy muy orgullosa, además, de que todo haya transcurrido con total normalidad y tranquilidad. Han sido unos días para olvidar los pequeños o grandes problemas”.

Fuente / La Rioja

Foto / tunguska