Desierto de Kalahari en África

Curiosidades del Desierto de Kalahari en África

El Desierto de Kalahari, ubicado en el sur de África, conocido también como el desierto rojo por sus inmensas extensiones de arena rojiza y marrón que lo conforman, a primera impresión nos hacer pensar en inmensas extensiones de arena con temperaturas sofocantes todo el año, pero esto no es completamente cierto, el Kalahari, que podría traducirse como “gran sed”, tiene también zonas con lluvias constantes que fomentan una abundante vegetación; así como también un clima variado que en verano puede alcanzar los 40 grados y en invierno puede bajar hasta los 0 grados centígrados.

El Desierto del Kalahari tiene una variedad de flora y fauna impresionante pese a sus extremos climáticos, pero uno de los que nos llama mas la atención es la Hoodia Gordonii, que es una planta, muy similar al cactus, utilizada por las tribus nómades del Kalahari para suprimir su sed y apetito. Esta es una de las características principales de dicha planta por la cual es muy utilizada en la actualidad en productos adelgazantes y de control de peso.

Podríamos añadir como dato curioso con respecto a la flora del Kalahari que en varias zonas de este desierto crecen de manera inusual miles (si, miles) de melones, se ven como una especia de alfombra a los lados del camino, y que sirven de alimento a los bosquimanos.

En este agreste desierto habitan los bosquimanos, uno de los primeros grupos étnicos del Kalahari y ahora unos de los últimos que trata de mantener sus costumbres ancestrales, como son el nomadismo, la pesca y la caza, ante la presencia de turistas ávidos de conocer su forma de vida.

Uno de los aspectos mas peculiares de estos habitantes del Kalahari es su idioma, compuestos por cuatro o cinco lenguas, que comparten una singularidad en su pronunciación que son los chasquidos, sonidos hechos con los labios, la lengua y los dientes, algunas de estas lenguas tienen hasta 80 de estos sonidos.

El punto más resaltante del Desierto del Kalahari con respecto a la flora y fauna es el Delta del Okavango, que es un pantano que se abre paso dentro de este árido desierto, cual verdadero oasis, y en el cual se reúne una gran gama de animales como leones, elefantes, guepardos, rinocerontes, cocodrilos, cebras, jabalíes, búfalos, y una cantidad impresionante de aves, que se deleitan en este impresionante regalo de la naturaleza, que se produce durante solo algunos meses del año.

Foto | vince42