Bungy Jumping, turismo extremo

Saltando al vacío

El Bungy Jumping es por excelencia uno de los deportes extremos más conocidos y practicados en todo el mundo. El mismo ha corrido gran protagonismo en los últimos años, fruto de numerosos jóvenes (y no tan jóvenes) que se animan a experimentar una sensación única de vértigo, adrenalina y excitación saltando desde grandes alturas hacia el vacío.

Este increíble deporte consiste en saltar al vacío desde una altura considerable, desde un puente, una grúa o plataforma, unido por un elástico amarrado en los tobillos, lo que proporciona una amortiguación en la caída, generando cinco minutos de pura adrenalina. Esto se practica en diversos puntos del mundo, siendo una atracción obligada para aquellos viajeros valientes que desean experimentar aquella sensación única.

Sus inicios se remontan a una cultura proveniente de una aldea llamada Bulnap, ubicada en la Isla de Pentecostés, donde año tras año se realiza un ritual inspirado en una viaja leyenda, que consiste en que los hombres se lancen desde una estructura conformada por palos a unos 25 metros de altura, atados con unas lianas en los pies. Los mismos deben lanzarse al vacío para demostrar su hombría.

Bungee en las Cataratas Victoria

En la década del 70, un grupo de acróbatas ingleses que conformaban el grupo Dangerous Club, decidieron imitar este ritual saltando desde un puente que cruzaba el río Támesis. Durante la década del 80 se practicaron estos saltos desde grúas y globos aerostáticos en Estados Unidos y en 1985 se implantó el deporte en Nueva Zelanda, siendo uno de los sitios más concurridos en el mundo. Poco después el Bungy Jumping se incorpora en Francia y España y Suiza, siendo un deporte cada vez más practicado por aquellos que lo que menos tienen es miedo a las alturas.

A pesar de estas fantásticas cualidades, el Bungy Jumping es un deporte muy peligroso, dado que una mala caída, un mal movimiento brusco, puede generar desperfectos en el cuerpo de la persona que esté realizando el deporte, así como también el estado cardíaco. Es por eso, que siempre se recomienda visitar un médico antes de realizar el gran paso al vacío.

Dentro de España, actualmente esta actividad se practica en Cataluña y comunidad Valenciana, en Ponte Ulla (Galicia), Azkoitia, Bilbao y Cofio (Madrid), bajo la dirigencia de algunas empresas dedicadas al turismo extremo.

Por último, una cuestión que hay que tener en cuenta es a la hora de contratar una empresa para realizar los saltos, se debe antes inspeccionar bien qué tipo de seguro médico proporciona la empresa, dado que muchas de estas ofrecen seguros médicos que no cubren los posibles accidentes por mal salto, posición o mala caída, y como dice comúnmente, es mejor prevenir que luego tener que curar.

Imágenes| jemsweb, zongo69