El festival que mejor suena está en Aranda de Duero: Sonorama

Entre todos los festivales pueden compararse muchos factores para decidir cuál es el mejor. Cartel, alojamiento, transporte, duración, etcétera. Ahí están el FIB, el padre de todos ellos, viendo como sus retoños Arenal Sound y Low Cost se sublevan contra el poder patriarcal. Ahí está un rebelde que se salió del verano, el SOS, y otro que se fue al norte: el BBK Live. También hay otro, que también se instaló lejos del mar, aunque quizás se quedara a medio camino de La Coruña, donde hubiera podido disfrutar de la música al borde del Atlántico.

Xoel López en la edición del Sonorama de 2011.

Pero no fue así y el Sonorama se quedó en Aranda de Duero, en Burgos y, si hay algo que no puede discutirse entre todos los festivales veraniegos es quién escogió el mejor nombre. Sonorama. Suena bien, de entrada, e invita a acercarse ahí. Con toda la oferta disponible de festivales, con la llegada masiva de bandas del otro lado del charco o de las islas, Sonorama prefirió recogerse en la intimidad que aportan los grupos más cercanos. Eso sí, aquellos que están lejos de radiofórmula. Por ello, el festival de Aranda de Duero se ha consolidado como el festival indie-español de referencia, sobre todo en la mitad medio oeste de la península. Si en el este todos aguardan al julio de playa y música de Benicàssim o Benidorm, en la otra mitad triunfa el agosto arandino.

La edición de este año dará comienzo un jueves 9 de agosto y se prolongará hasta el siguiente domingo. Por el escenario del recinto ferial de Aranda pasarán todos los habituales de los festivales en el país y algunas caras nuevas. Los maestros están claros: Sidonie, Vetusta Morla, Love of Lesbian. De los esperados no faltará ninguno, si acaso Lori Meyers o La Habitación Roja. También otros clásicos, pensará el musicadicto, pero es que el año pasado ya fue para ellos: Ferreiro, Nacho Vegas… los profesores reinaron en Arando en 2011. Este año será para las bandas.

Voces femeninas también fundamentales como Rebeca Jiménez o Russian Red estarán en Aranda. En los cuatro días de festival no se queda casi nadie fuera de las tablas. Los bonos no cuestan más de 60 euros, todo un chollo para los tiempos que corren, más si tenemos en cuenta lo que costaría escuchar a cada uno de estos grupos por separado. El camping, a apenas 200 metros del recinto, se ubica en el Parque General Gutiérrez y ofrece todo tipo de comodidades a los denominados sonorámicos. Sonorama es un festival de secano, pero tiene todos los alicientes para ser de lo más refrescante.