Las siete maravillas de Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es uno de los destinos más apreciados del planeta por los amantes de la naturaleza y la aventura. Si bien sus habitantes suelen sentirse fascinados por la riqueza histórica del continente europeo, pues en su país no hay reliquias arquitectónicas de tiempos antiguos, disfrutan a cambio de entornos únicos y prácticamente vírgenes a tocar de su casa.

Milford Sound


Las excursiones por Nueva Zelanda son una de las mayores bazas del país, y a continuación repasamos las que la web Tourism- Review ha considerado las siete maravillas de Nueva Zelanda:

  • White Island: El aspecto del volcán más activo de Nueva Zelanda es único en el mundo, pues se puede acceder a su cráter sin necesidad de escalar roca alguna. Y es que una de las paredes del volcán de White Island cedió a principios del siglo XX, cuando la zona se explotaba para la extracción de azufre. Se encuentra a unos 48 km mar adentro frente a la ciudad de Whatatane, desde donde parten helicópteros y barcos turísticos que permiten visitarla.
  • Milford Sound: Este fiordo de la Isla Sur de Nueva Zelanda es considerado por muchos uno de los mejores destinos turísticos del mundo. Queenstown es la localidad más cercana al fiordo, desde la que parten embarcaciones turísticas y rutas de senderismo. El acceso al lugar, incluso a las poblaciones cercanas, es complicado. Lo cual hace que aún valga más la pena.
  • Glaciares de Fox y Franz Joseph: A media hora en coche el uno del otro, los glaciares de Fox y Franz Joseph son los únicos del Pacífico, así como los únicos que desembocan en bosques tropicales. También son de los pocos en el mundo que han crecido desde 1.980, cuando la tendencia mundial es a su desaparición.
  • Poor Knights Islands: Esta reserva marina se considera uno de los mejores lugares del mundo para la práctica del buceo. Gracias a rincones como este, Nueva Zelanda es un lugar único, donde se puede bucear en aguas tropicales un día y visitar glaciares y fiordos al siguiente.
  • Ciudad de Rotorua: Piscinas de lodo, aguas termales, géiseres… Todo ello se puede encontrar en Rotorua, una de las regiones geotérmicas más activas del mundo. Pese a que los balnearios son uno de sus principales alicientes, también es un lugar perfecto para la práctica de deportes de aventura.
  • Parque Nacional de Tongariro: Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, este parque nacional lo conforman tres volcanes en activo: Ruapehu, Ngauruhoe y Tongariro. Es un lugar muy preciado por los amantes del senderismo y también por los de El Señor de los Anillos, pues muchos de los escenarios de su versión cinematográfica pertenecen a este parque.
  • All Blacks: La última maravilla destacada de Nueva Zelanda escapa de los atractivos turísticos al uso. Los All Blacks son un equipo de rugby con más de 100 años de historia, y están tan asociados a la cultura del país como el flamenco a España o la alta cocina a Francia. Sus jugadores bailan el Haka, una danza de guerra maori, antes de cada partido.

Apúntalas todas en una libreta y no te las pierdas en tu viaje a Nueva Zelanda. Una escapada a gran escala que solo vivirás una vez en tu vida.

Foto: wiseleyb en Flickr.com.