¿Problemas de caries? Visite Polonia

El turismo médico es un fenómeno que existe desde hace décadas, aunque no sea el protagonista de blogs de viajes como este. Precisamente por ello a veces pasa desapercibido, pero hoy hemos decidido dedicarle unas líneas para destacar una realidad curiosa. Son cada vez más los ciudadanos de Europa Occidental que deciden viajar a Polonia, pero no todos lo hacen atraídos por la belleza de ciudades como Varsovia o Cracovia. Los más pragmáticos lo hacen para someterse a tratamientos dentales que en su país son más costosos y de más baja calidad.

Estomatólogo en Varsovia


Según un artículo publicado en Tourism Review, el tratamiento dental en Polonia supone para el turista occidental un 30% del precio que tendría que pagar en su país. A tan bajo coste recibe un alto nivel de atención médica. Un estudio realizado en 2008, y basado en las encuestas a 650 británicos que fueron tratados en el extranjero, dio como resultado una satisfacción del 91,2%en el trato recibido. Si tenemos en cuenta que las Islas Británicas son una de las mayores fuentes de ‘turismo dental’ para Polonia, es fácil sacar conclusiones.

Reino Unido, Alemania, Noruega o Suiza son algunos de los países en los que más se frecuenta el turismo médico con destino Polonia. Y más allá de las meras cuestiones de precio, en ello también influye a veces el funcionamiento del sistema sanitario en el país de origen. En el caso británico, por ejemplo, el seguro cubre la eliminación de dientes y su sustitución por prótesis, pero no tratamientos más complejos que permitirían al paciente conservar su dentadura original. Estos pacientes encuentran en su escapada a Polonia una solución a sus problemas que no pasa por ‘arrancarlos de raíz’.

La revista Dental Health Magazine ha explicado los motivos de la realidad de la odontología en Polonia, así como en toda Europa Central. Resulta que estos países cuentan con cientos de años de historia y experiencia en esta disciplina, unos antecedentes que permiten que a día de hoy salgan de sus facultades los mejores dentistas del mundo. Profesionales que, a su vez, ejercen a precios acorde con el nivel de vida de su país.

Con la crisis, además, este fenómeno no solo no se frena, sino que cada vez va a más. Porque si bien viajar al extranjero parece cosa de placer, a veces también es cosa de ahorrarse ciertos gastos. ¿Quién no aprovecha para comprar en otros países aquellos productos que en el propio son muy caros?. Un muy buen motivo para hacer la maleta. Del mismo modo, el turismo médico no cesa su crecimiento, y su valor podría alcanzar los 100  millones de dólares este 2012.

Foto: kallebo en Flickr.com.