Balón con destino Múnich

Dicen que en toda tanda de penaltis alguien manda el suyo a las nubes, pero la verdad es que la broma le ha costado a Sergio Ramos, jugador del Real Madrid, una guasa considerable en las redes sociales. Aquí también nos hemos querido subir al carro con nuestro titular, pues quién sabe si el chaval quería acabar con la tensión de una semifinal tan intensa y mandar el balón directamente a Múnich, la ciudad en la que se juega la finalísima de la Champions League 2012.

Aficionados del Bayern de Múnich se dirigen al Allianz Arena


Sea como sea, ningún equipo español va a disputar ese encuentro. Tras la eliminación del F.C. Barcelona y del Real Madrid, serán el Chelsea y el Bayern de Múnich los que se vean las caras el próximo 19 de mayo a las 20:45hen la capital de Baviera. Quizás tú ya tenías tus entradas, pues dabas por hecho que alguno de los dos favoritos a ganar esta copa lograría, como mínimo, estar en la final. Y ahora claro, ¿qué aliciente te queda? Igual piensas en revenderlas o en regalarlsa… Pero no, espera, no lo hagas aún.

Un viaje a Múnich vale la pena sean cuales sean las circunstancias. Y más aún si el viaje incluye entrar y disfrutar de un partido en el Allianz Arena, uno de los estadios más bellos del mundo. Conocido en la ciudad como Schlauchboot (en español, “bote inflable”), fue inaugurado en mayo de 2005 y tiene capacidad para 70.000 espectadores. Su curiosa estructura exterior, construida a base de más de 2.800 paneles metálicos, gana carisma con la iluminación nocturna y ha convertido el estadio en una de las atracciones de la ciudad.

Quienes no renuncien a presenciar la final de la Copa de Europa podrán disfrutar, además, del Festival Champions que la UEFA organiza cada año en la ciudad anfitriona del evento. Entre el 16 y el 19 de mayo el Olympiapark de Múnich acogerá una gran variedad de actividades gratuitas para los amantes del fútbol. Desde partidos que enfrentarán a grandes leyendas alemanas de este deporte hasta la posibilidad de hacerse una foto con los trofeos de la UEFA Champions League. Un aperitivo de lujo para uno de los encuentros futbolísticos más importantes del año.

Por si todo esto fuera poco, Múnich ofrecerá a sus visitantes todos los atractivos de siempre. La catedral y la imponente Marienplatz alegrarán los paseos de cualquier visitante, que ya en pleno mes de mayo podrán finalizar con una buena jarra de cerveza en algún ‘biergarten’ del centro de la ciudad. Así que con o sin equipos españoles, el viaje a Múnich el próximo 19 de mayo vale mucho la pena.

Foto: Steenbergs en Flickr.com.